¿PORQUÉ LOS TALLERES DE “CAMPO DE AMOR” NO FUNCIONAN?

15 enero 2020

La pregunta que se hace a veces a nuestros entrenadores: “¿Porqué todas las mujeres tienen resultados sorprendentes de inmediato, pero a mí los entrenamientos no me funcionan?”. Respondemos.

¿Qué tengo de malo?

Una mujer después de las clases del proyecto “Campo de amor” ha sido curada de una enfermedad oncológica, ¡aunque los médicos decían que era imposible! Otra mujer acudió a nosotros, estando al borde del divorcio. En 15 años de matrimonio la relación con su marido se había agotado. ¡Pero después de nuestras clases no solo no se han divorciado, sino que han tenido un hijo! Una tercera tenía su propio centro de ocio para niños, pero el negocio iba mal, no había clientes. Para aprovechar el local que casi no se utilizaba lo puso a nuestra disposición para realizar un taller. Dos días después, ella llamó y dijo que debido al gran número de clientes había una lista de espera de un año. Ahora (han pasado 2 años) ya tiene una cadena de siete centros en la ciudad y ha publicado un libro sobre la crianza de niños.

Impresionante, ¿verdad? 

También ocurren casos más sencillos. Por ejemplo, una chica, el mismo día del taller en línea con nuestro entrenador, tuvo un regalo de su marido - ¡un enorme ramo de 101 rosas! Antes de eso, en 4 años viviendo juntos, él no le había dado ni un solo regalo. ¡Y otra mujer nos contó que una semana después del entrenamiento su marido había conseguido un trabajo nuevo con un salario de 5 mil euros! 

El proyecto “Campo de amor” tiene muchas historias de este tipo que nos alegran e impresionan. Sin embargo, a veces no todos están contentos. Hay alumnas a quienes las sorprenden los resultados de otras mujeres, pero las molesta que en su vida no cambie nada, aunque parecen seguir las recomendaciones de nuestros entrenadores. 

En estas situaciones suelen decir: “Hay algo malo conmigo”.

¡No es verdad en absoluto!

Hay solo cuatro causas por las cuales nuestros talleres no funcionan. ¡Y no funcionarán hasta que estas causas no se aborden!

¡Sigue las recomendaciones de los entrenadores!

Recuerda, ¿qué suele pasar después de una  cirugía difícil? Por supuesto, el proceso de rehabilitación. El médico pone una dieta, actividades físicas permisibles y tratamientos para la recuperación. Sin seguir estas recomendaciones, los puntos de sutura se abrirán, y el paciente volverá a estar sobre la mesa de operaciones. Y eso será en el mejor caso. Por ejemplo, una inofensiva carrera en el parque después de una cirugía de corazón puede simplemente matar. Además, es difícil imaginar a una persona que después, digamos, de un baipás corra un maratón, ¿verdad?

Y ahora imaginemos que el trabajo durante el taller también es una cirugía una operación de cuerpo energético. El médico entrenador cualificado extrae el “órgano” enfermo del paciente: la falta de confianza, el miedo, los resentimientos, las enfermedades, la debilidad. Y coloca un “implante” un talento o una habilidad, que permitirá al enfermo adquirir la felicidad, el amor, la riqueza y la autoconfianza. Antes del alta, el entrenador, como un médico verdadero, pone un curso de rehabilitación prácticas para que el implante se integre. 

Por desgracia, en este momento muchas alumnas deciden que no necesitan el período de recuperación, ya que a diferencia de los pacientes reales, no les duele nada, y se puede volver a la vida normal de inmediato.

¡Alto! Esto es la causa principal por la cual los talleres no funcionan. Inmediatamente después de las clases nuestras alumnas se ponen eufóricas. Se sienten fuertes y ya cambiadas, capaces de todo. Esto les gusta tanto que la rehabilitación les parece una pérdida de tiempo. 

¡No! ¡Cambiar de verdad lleva tiempo! Es necesario formar nuevos hábitos comportamentales. Esto suele pasar dentro de 21 días. Por eso nuestros entrenadores ponen “tareas” precisamente para este período. Si terminas con las prácticas más temprano, ¡esto no funcionará! Si no las realizas en su totalidad ¡esto no funcionará! Si no las realizas en absoluto ¡esto no funcionará! Los puntos de sutura se abrirán, y volverás a estar sobre la mesa de operaciones, preguntándote porqué los otros tienen todo una casa nueva, un hijo que estudia en una universidad prestigiosa y un libro de poemas, mientras que tú tienes solo la falta de confianza, la soledad y una cuenta bancaria vacía.

Porque alguien otro todos los días salía a correr, tres veces a la semana hacía yoga y cuatro veces a la semana asistía a las clases de bailes. ¿Y tú? ¡Recuerda! Primero te “impidió” el mal tiempo no podías correr bajo la lluvia. Después tuviste mucho trabajo y no asististe a la clase de yoga, y luego una amiga te invitó a una cafetería para celebrar su cumpleaños, y tú comiste pasteles en vez de bailar. 

“He llevado a cabo casi todas las prácticas”. ¡El “casi” no cuenta! No te engañes, si de verdad siguieras todas las recomendaciones del entrenador, no te preguntarías porqué nuestros talleres no te funcionan. 

Hay otro punto importante. Para tener éxito necesitas conseguir el apoyo del poder superior, del Universo. ¿Qué significa esto? Si todos tus sueños y cambios son egoístas, dirigidos solo a ti misma, el Universo no te escuchará. Es necesario ayudar a otras personas. Cuanto más das más recibes. Así funciona la Ley del Universo.

¡Deja de lado tus dudas!

La segunda causa es la duda. Hay un dicho: “Si tienes miedo de que no te salga bien, no temas — no te saldrá bien”. El gusanito de la duda roe en tu interior un agujero energético, en el cual caen todos los conocimientos adquiridos durante las clases. Este gusano es como un parásito, no se ve a simple vista, pero destruye rápidamente tu vida.

“Asistiría a este taller, pero ¿qué pasa si no funciona?”. “Claro que puedo gastar todo el dinero en comprar un talismán mágico, pero ¿va a funcionar esto?”. “He oído muchas cosas buenas sobre este entrenador, pero ¿podrá resolver mi problema?”. Mientras te estás haciendo estas preguntas, ¡no esperes un resultado rápido! 

Una vez nos visitaron dos hermanas. La mayor, Kristelle, estaba casada con un hombre adinerado, vivía en abundancia, pero la relación con su marido no iba bien, se peleaban constantemente. Y Nataly acababa de terminar la carrera y no podía encontrar un empleo en su especialidad. Tenía que trabajar como camarera para tener algunos medios de vida. Después de la primera clase la hermana menor se dio cuenta de que el proyecto “Campo de amor” le ayudaría. Llevaba a cabo todas las tareas de los entrenadores, asistía a las clases en el grupo y los retiros. Kristelle, a pesar de seguir con las clases, tenía dudas, no estaba segura de que nuestros maestros la pudieran ayudar a arreglar las relaciones familiares. Por supuesto, su situación no cambiaba. Decidió que simplemente estaba perdiendo el tiempo en nuestros talleres, y dejó de asistir a las clases en absoluto. En los dos años siguientes se descubrió que el marido de Kristelle tenía conexiones criminales. Como resultado, lo encarcelaron, y Kristelle quedó literalmente en la calle con un bebé en sus brazos. Todos los bienes de su marido fueron incautados, ella no tenía ninguna profesión, su única esperanza era recurrir a la ayuda de las organizaciones de caridad. 

Nataly todo este tiempo seguía asistiendo a nuestras clases. Y dentro de un rato sus amigos le propusieron abrir su propio restaurante. Además, la nombraron chef, porque Nataly siempre había sido una buena cocinera, y todos sus amigos lo sabían. Ahora en su restaurante hay una lista de espera de seis meses, la gente viene del extranjero – precisamente para probar sus platos especiales. Se rumorea que incluso la estrella Michelin está a la vuelta de la esquina, y además, se acerca la boda con un piloto de carreras muy famoso – un gran fanático de la cocina de Nataly. Y no solo de la cocina)) 

Nataly entendía qué resultados podía producir nuestro proyecto, y preocupándose por su hermana mayor, le propuso varias veces volver a las clases con los entrenadores. Pero Kristelle, al poner una vez en duda la eficacia de los entrenamientos, ni siquiera intentó a cambiar su vida. 

¿Y qué vida preferirías tú: de una mujer exitosa, querida que se ha dado cuenta de sus talentos, o de una solitaria que no importa a nadie? ¡Eso! Acordemos que las dudas no existen, ¡simplemente no las hay! Ponte ante el espejo y di:  “Estoy segura de que “Campo de amor” me ayudará”. Y ahora mira a los ojos de la mujer en el reflejo. ¿Crees que su vida cambiará drásticamente? ¡Nosotros también! ¡Ya está cambiando!

¡Piensa positivamente!

La tercera causa por la cual los talleres no funcionan es el descontento con la vida. No es un simple estado en las redes sociales “todo está mal”, es una enfermedad peligrosa. Como el resfriado, por ejemplo. Llamémoslo una enfermedad infecciosa emocional (EIE). Funciona como la gripe común. 

Primero “agarramos” el virus. ¿Dónde? ¡En cualquier lugar! En la oficina de correos, en el transporte público, en los supermercados, en las peluquerías e incluso en el hogar. Por desgracia, hasta una persona cercana puede ser un portador de la infección. Por ejemplo, una mamá que está descontenta con la vida (señalemos entre paréntesis, con la vida tuya): estás casada con la persona equivocada, trabajas en donde no deberías trabajar, no sabes freír huevos, crías a los niños incorrectamente. O la mejor amiga que se queja constantemente de su jefe, sus compañeros de trabajo, sus vecinos, los pájaros que pían demasiado alto tras la ventana, el tiempo, los precios, etc., etc… 

¿Qué pasa después de eso? El organismo infectado empieza a luchar contra el virus, expulsándolo a través del resfriado, la tos y la fiebre. Lo mismo pasa con la EIE: si alguien nos infecta con el descontento, empezamos a “estornudar” y “toser” ira, regaños, envidia y otras emociones desagradables. Y luego nos preguntamos porqué los compañeros de trabajo han dejado de invitarnos a cenar, los amigos no ponen “me gusta” bajo nuestras publicaciones, y el marido regresa del trabajo cada vez más tarde. Pero lo que pasa es que a ellos no les gusta estar a nuestro lado, además, ¡nadie quiere contagiarse del descontento con la vida!

Una vez nos visitó Valery. Durante un año había perdido a ambos padres, y a ella misma le habían diagnosticado una enfermedad horrible — cáncer de útero. Pero en vez de enfadarse y  quejarse de la vida, ella, al contrario, era una persona radiante, amable y alegre: ayudaba a los vecinos (vivía en un barrio donde había muchas personas de edad), trabajaba como voluntario en los refugios de animales y en las organizaciones que ayudaban a las mujeres afectadas por violencia. Por supuesto, realizamos con Valery un ritual especial de curación, pero ¡no habría funcionado tan rápido, si esta mujer no hubiera sido tan positiva, dándoles a los otros su tiempo, fuerzas y amor! 

¡Y la enfermedad se fue! Los médicos quedaron pasmados ¡era un verdadero milagro! 

Por supuesto, no es la historia de la curación milagrosa sino de la actitud correcta positiva. Sonríe al mundo, y el mundo te devolverá la sonrisa. ¡Y todo que querías cambiar en tu vida va a cambiar! 

Pero si emites solo energías negativas, será todo lo contrario. Había otra alumna que asistía a las clases junto con esa radiante mujer. Se llamaba Emma. Ella siempre estaba descontenta con todo: la musica era demasiado alta, las participantes de los talleres eran demasiado estúpidas, los entrenadores eran incompetentes y no dignos de confianza. Si a alguien, incluso a sus amigas cercanas, le ocurría una cosa agradable (un vestido nuevo, un ascenso en el trabajo, primeros pasos del bebé), Emma solo envidiaba y intentaba a devaluar los logros de los demás (el vestido queda mal, el puesto no es bastante alto, el bebé es demasiado activo, habrá problemas con él). Toda la ira y negatividad que esta mujer transmitía al mundo se devolvió a ella: estaba envejeciendo rápidamente, se veía muy mal y una vez sufrió una gran hemorragia interna, los médicos apenas la salvaron. 

Entiende que el virus del descontento no solo es peligroso para las personas que te rodean, ¡él destruye a ti! ¡Si no lo detienes, destruirá toda tu vida!

¡Concéntrate en el propósito!

¿Has estado alguna vez en el desierto? ¿Crees que hay agua allí? ¡Pero no te apresures a responder! Encontrar el agua en el desierto, por supuesto, es posible. La única pregunta es ¿hasta qué profundidad tendrás que cavar para alcanzarlo? Claro que hacer un pozo profundo en medio del Sahara es difícil y lleva tiempo. Además, esto requiere mucha fuerza y paciencia, deberías saber superar el dolor y no rendirte cuando el viento caliente intenta a arruinar los frutos de tu trabajo. ¡Pero vale la pena! 

Recuerda a las personas que han logrado mucho en su vida no importa a quiénes, a los famosos deportistas, científicos, escritores o a tus ex compañeros de clase. Pasaron toda su vida cavando su pozo acumulando todas las fuerzas, el tiempo, los talentos en un solo lugar. Estaban viviendo con un único propósito. Rafael Nadal no renunció al tenis con la primera pérdida y no lo cambió por el salto de longitud. Tu amiga de infancia Irene, con la que tomabas clases de piano, no cambió la música por el voleibol después de la primera audición suspendida. Y ahora está en la orquesta de la Ópera de Viena, mientras que tú usas el piano como un estante para las flores y varias cosas inútiles.

Porque a los 6 años querías ser pianista, a los 8 te interesaste en el baile, a los 9 decidiste ser veterinario, a los 12 actriz, y a los 17 suspendiste los exámenes para entrar en la universidad elegida y ahora eres quien eres. No has excavado un pozo, pero has hecho muchos hoyitos aquí y allí, y por supuesto, no has encontrado el “agua vivificante”. 

Al tratar de mejorar la vida, muchas personas también se olvidan del pozo, con sus prioridades cambiantes: hoy prefieren este entrenamiento femenino, mañana eligen otro taller de desarrollo personal. “Probé el psicodrama no me funcionó, y decidí a lograr el equilibrio interno a través del yoga y el reiki”. Y después te preguntas porqué los entrenamientos no funcionan. No deberías malgastar el tiempo cambiando de “especialistas” morirás de sed, mientras estás buscando a alguien quien te ayude.

Por ejemplo, nuestra alumna Kelly encabeza la fundación más grande en África del Norte de asistencia a niños con parálisis cerebral. ¡Aunque ella misma lleva toda su vida sufriendo este trastorno! Pero el deseo de ayudar a los demás era más fuerte que la enfermedad y la falta de recursos. Kelly acudió a nuestro proyecto, y durante dos años nunca faltó a un entrenamiento, llevando a cabo ¡cada! tarea. Realizó una revisión profunda de su vida y … ¡encontró a un patrocinador que creyó en Kelly y la ayudó a crear una fundación de caridad!

¿Piensas que es fácil dedicar dos años de la vida a un solo asunto? ¡No! Esto requiere mucho tiempo y esfuerzo. Además, hay que tener fe y un deseo de hacer felices a otras personas. ¿Se puede comparar la fundación de Kelly al agua en el Sahara? ¡Claro que sí! 

Con nosotros no tendrás que saltar de un hoyito al otro organizamos cursos integrales para que aproveches todo lo mejor que nos da la experiencia de generaciones anteriores. Los cursos “El poder del linaje” y “Los secretos de las 10 grandes mujeres” son exactamente así. Te proponemos una solución “llave en mano” para que adquieras autoconfianza y seas una mujer fuerte, autorealizada y feliz. Vamos a cavar este pozo juntos. 

El no llevar a cabo las tareas, el descontento con el mundo, las dudas y la inhabilidad de concentrarte en el propósito no son ladrones de guante blanco que al amparo de la noche entraron en tu casa y robaron los resultados de los talleres. No son enemigos externos, contra los cuales puedes mandar las mejores tropas. ¡Todo es mucho peor! Son parásitos, y eres tú quien les permitió establecerse en tu alma y mente. Pero puedes vencerlos, si dejas de fingir que no los hay. ¡No te engañes, mata a los parásitos y sé una de miles de mujeres a quienes el proyecto “Campo de amor” ha ayudado de verdad! 

Resumen:

  1. ¡Siempre sigue las recomendaciones y lleva a cabo todas las tareas! 
  2. ¡Cree en ti y en un resultado positivo!
  3. ¡Desarrolla una actitud positiva hacia todos los eventos de la vida!
  4. ¡Sé persistente en lograr tu propósito!

¡Así tus resultados después de nuestros talleres serán rápidos y impresionantes! Incluso para ti misma. 

¡Buena suerte!


Say:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

If you have found a spelling error, please, notify us by selecting that text and pressing Ctrl+Enter.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: