Música chamánica curativa

21 enero 2020
Música chamánica curativa

La vida en las urbes esta sobrecargada de negatividad y agresividad. Todo esto crea un terreno propenso a la manifestación de los espíritus de la afrenta, desgracia y enfermedades. Éstos empiezan a absorber la fuerza y la salud de las personas. Pero existe un modo de protegerse y es la música chamánica curativa.

Ataques de las urbes

¿Con qué frecuencia, tras un día agitado, se ha sentido destrozado y vacío? Esto suele darse por las pérdidas energéticas. Todo lo que nos rodea (carteles publicitarios, atascos kilométricos, impertinentes medios de comunicación, conflictos con otras personas) desmorona la naturaleza humana, destruye pulveriza su energía y no ofrece ninguna posibilidad para tener una vida feliz y despreocupada.

Los chamanes no son una exclusión. Ellos al igual que todas las personas también están sometidos a ataques energéticos. Aún más, para los chamanes es mayor el reto porque la naturaleza chamánica requiere de una fusión con la naturaleza y no una lucha contra la agresividad de las junglas de hormigón. ¿Cómo lo consiguen?

Invocando a los espíritus bondadosos. 

Para este fin, los chamanes recurren a la música chamánica curativa creada por el Gran Chamán Blanco. Por ello es que siempre llevan consigo un reproductor que les permite, con ayuda del auricular, oír por un lado la música y con el otro oído percibir con atención la voz de los espíritus.

Creación de la música chamánica curativa

La música creada por el Gran Chamán Blanca conlleva un sentido profundo. Es el momento en que el Chamán Blanco se ha unido armoniosamente con los espíritus de sus instrumentos musicales efectuando un singular rito de fusión.

De todos lados acuden a él los espíritus bondadosos obedeciendo al llamado de los sonidos mágicos. ¡Son cientos, miles, cientos de miles! Su canción se entremezcla en un ritmo musical general y lo hace mágico. Como consecuencia, al reproducir esta música maravillosa el oyente recibe protección contra la agresividad del mundo externo. Tras las primeras notas, atrae como un imán a los espíritus auxiliares que rodean a la persona creando en su entorno uno envoltura protectora inmensa que le acompaña siempre.

Shamanic Healing Music

¿Qué tipos de música existen?

Cada situación en la vida tiene su melodía que ayuda sólo en ese momento concreto. A veces esta música se compone exclusivamente para esa persona. En cualquier caso, el chaman cuenta con una colección completa de composiciones para casi todos los casos. En nuestros seminarios nosotros seleccionamos con mucho gusto la música para todo aquel que recurre buscando ayuda.

No son raros los casos cuando a una casa llega una persona que es portadora de la energía destructiva de la envidia o la maldad. Con su aura envenena esa vivienda. Por ello es necesario cuando antes realizar una purificación de la casa, en caso contrario bajo su techo encontrará lugar la amargura. Para estas situaciones hay una música especial para purificar. Ésta concentra en sí a los espíritus bondadosos y neutraliza óptimamente toda el mal traído por el envidioso.

Stephanie, Tolosa:

Ese año, como nunca, me iban todo de maravilla. Me había casado, mi carrera iba en acenso, mis ingresos aumentaban. Para entonces decidimos con mi marido mudarnos al centro de la ciudad para ir a trabajar a pie y estar en el meollo de los acontecimientos. Hasta ese momento habíamos vivido en los tranquilos barrios de alrededores y creíamos que esta pasividad no nos permitía desarrollarnos.

Nos trasladamos y nuestra vida cambio totalmente. Por desgracia no hacia el lado bueno. El piso que alquilamos era mucho más pequeño que la casa anterior. No podíamos invitar a los amigos por lo que acudíamos con frecuencia a bares y restaurantes. Empezamos a consumir más bebidas alcohólicas, a dormir menos, cansarnos más. La ciudad nos oprimía con su negatividad. No teníamos ni donde pasear al perro adecuadamente; al parque más cercano había que ir en coche. Empezamos a discutir con mi marido, a enfadarnos uno con el otro. Nubes grises se cernieron sobre nuestra familia.

Para rematarlo, en la revisión periódica me detectaron un tumor ¡Fue como un rayo! Habíamos soñado con tener hijos, viajar por el mundo. ¿Me moriré? Estaba desconcertada…

Empecé el tratamiento, pero los pronósticos no eran esperanzadores. Me sentía peor. Por las mañanas, al ver los ojos hinchados de mi marido a causa del desvelo y las lágrimas ocultadas, sentía que en el alma todo se me revolvía.

Entonces acudía a un chamán. Desde los primeros minutos de conversación me sentí envuelta en una tranquilizadora ola de bondad que emanaba de su persona. Me explicó que con mi marido habíamos caído en el centro de la energía negativa que destruye nuestras vidas. Los espíritus de ese lugar extrajeron de nosotros toda nuestra energía. Mi marido resultó ser más fuerte energéticamente y yo la más débil, por eso los seres malvados habían invadido mi organismo.

El chamán celebró unos cuantos rituales tras los cuales me sentí bastante mejor y selecciono una serie de melodías curativas para mi rehabilitación. Yo me puse con esa terapia. Después de los primeros acordes sentí que en mi organismo algo había empezado a cambiar. También mi consciencia cambio. Estas sensaciones de despertar y curación no tienen comparación. Percibía como ciertas fuerzas depuraban cuidadosamente mi organismo y lo llenaban de nuevas reservas de energía.

Cuando volví a la consulta con el médico, éste se quedó sorprendido con los resultados. ¡Me estaba curando! Se convocó un consejo de especialistas y se realizó una revisión meticulosa. La conclusión era unánime: ¡estaba sanándome! ¡Era un milagro!

Lógicamente decidimos irnos del centro y también de la ciudad. Compramos una casa grande en un pueblo y el mismo chaman fue el encargado de comprobar si había energía negativa en ella. Yo pasaba mucho tiempo al aire libre paseando con el perro, luego con mi hija que nació pasado el año de estos acontecimientos.

Durante estos años no hemos discutido ni una vez con mi marido. Tampoco nos hemos enfermado, ¡ni un resfrío! Nos ayudan los rituales chamánicos a los que acudimos con regularidad, así como la música chamánica curativa que oímos con frecuencia.

La música chamánica curativa es capaz de vencer cualquier enfermedad, incluso las consideradas intratables. Para seleccionar la melodía correcta para cada uno acérquese a nuestros clases y seminarios.


If you have found a spelling error, please, notify us by selecting that text and pressing Ctrl+Enter.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: